Cómo optimizar su vida con rutinas y rituales diarios


Una agenda ocupada requiere que encuentre formas de aprovechar al máximo su tiempo. Las rutinas y los rituales pueden ayudarlo a optimizar su vida y a adoptar la mentalidad adecuada para realizar todas sus tareas.

En este artículo, analizaremos qué son las rutinas y los rituales diarios y por qué son beneficiosos para optimizar su tiempo. Luego, compartiremos tres consejos para implementar rutinas y rituales en su vida.

¡Hagámoslo!

La diferencia entre rutinas y rituales

Si bien las rutinas y los rituales pueden parecer similares, existen es una diferencia entre ellos. Aunque sutil, esta diferencia juega un papel importante en cómo funciona cada uno de estos tipos de hábitos para optimizar su vida diaria. Recapitulemos brevemente:

  • Las rutinas son una serie de hábitos que llevas a cabo de forma habitual, como una rutina diaria, una rutina de ejercicios o una rutina de lavado. Con el tiempo, estos hábitos requieren menos reflexión y planificación. Al implementar rutinas, puede optimizar sus días al disminuir la cantidad de decisiones que debe tomar.
  • Los rituales son rutinas a las que les has dado un significado particular. Ayudan a cambiar su forma de pensar para prepararse para determinadas situaciones. Reunir sus materiales de trabajo antes de sentarse en su escritorio podría ser un ritual que utilice para preparar su mente para trabajar. Beber una taza de té por la noche puede prepararte para dormir.

Las rutinas y los rituales pueden funcionar en conjunto para sistematizar sus tareas diarias y ayudarlo a realizar una transición sin problemas entre ellas. Conocer sus diferencias lo ayudará a comprender cómo funcionan e incorporarlas a su vida de manera óptima.

Los beneficios de las rutinas y los rituales

Se ha descubierto que las rutinas diarias tienen numerosos beneficios para su salud fisica y mental. Muchos los usan para dedicar tiempo a una alimentación saludable y ejercicio, dos hábitos importantes pero difíciles de mantener. Además, se ha demostrado que las rutinas reducen el estrés y la ansiedad.

Los beneficios generales se obtienen de dos formas principales. El primero es prevenir fatiga de decisión. Los estudios han determinado que a medida que avanza el día, nuestros cerebros se cansan y son menos capaces de tomar buenas decisiones. Con una rutina, se toman muchas decisiones por usted, guardando su poder cerebral para más tarde en el día.

Las rutinas también reducen su carga cognitiva, o el esfuerzo mental requerido para completar un proceso. Al repetir las mismas acciones todos los días, aprende a realizar las tareas diarias sin tener que pensar demasiado en ellas. Esto libera espacio en su mente para aprender nuevas tareas o concentrarse más en las difíciles.

Como mencionamos anteriormente, los rituales son útiles para cambiar mentalidades cuando comienza una nueva tarea. Por ejemplo, si siempre toma una taza de café antes del trabajo, poco a poco le dará sentido (es hora de trabajar) a una rutina (su café de la mañana). Eventualmente, su taza de la mañana le ayudará a poner su mente de humor para hacer las cosas.

Los rituales, por lo tanto, son particularmente útiles si tiene problemas para concentrarse. El uso de un ritual entrena su cerebro para ayudarlo a abordar el trabajo, o cualquier otra tarea en la que tenga problemas para concentrarse, en un estado de ánimo más productivo.

Cómo optimizar su vida con rutinas y rituales diarios (3 consejos)

Las rutinas y los rituales son muy personales, por lo que es importante que inviertas muchas de tus preferencias y personalidad en las tuyas. No obstante, le brindamos tres consejos para ayudarlo a comenzar y orientarlo en la dirección correcta.

1.Haga de los hábitos saludables parte de su rutina para evitar olvidarlos

Al tratar de equilibrar un horario de trabajo ocupado con las exigencias de su vida personal, es fácil olvidarse de practicar el cuidado personal. Es por eso que el ejercicio y la elección de alimentos saludables tienden a ser hábitos difíciles de seguir. Incorporarlos a su rutina diaria puede ayudarlo a asegurarse de que no se le escapen.

Al crear su rutina diaria, intente programar a tiempo para el ejercicio. Podrías salir a correr justo después de despertarte, por ejemplo, o pasar por una clase de yoga temprano en tu camino al trabajo. Tal vez incluso intente ir directamente al gimnasio desde la oficina todos los días.

Al agregar estas prácticas a su rutina diaria, no perderá tanto tiempo pensando en cuándo va a hacer ejercicio o si está de humor para hacerlo. Será solo parte de su día, como cepillarse los dientes o cenar.

En cuanto a la comida, considere crear un menú de algunos planes de alimentación básicos para desayuno, almuerzo, cena y meriendas. Al reducir sus opciones y comer los mismos alimentos todos los días, los alimentos poco saludables serán menos tentadores. Comprar alimentos el mismo día todas las semanas y preparar las comidas a la misma hora todos los días puede ayudar a garantizar que siempre tenga comidas saludables listas para llevar.

Aun así, es importante asegurarse de seguir llevando una dieta equilibrada. Prestar mucha atención a los ingredientes de su menú, o alternar ciertos platos dentro y fuera del menú de vez en cuando, puede ayudar a garantizar que su rutina de alimentación saludable no cause problemas accidentalmente en lugar de resolverlos.

2. Utilice una rutina matutina para evitar la fatiga de las decisiones

Anteriormente en este artículo, discutimos el concepto de fatiga de decisiones y cómo reducir las decisiones que toma temprano en el día puede ayudar a ahorrar esta energía para más adelante. Las rutinas matutinas son clave para reducir la fatiga de decisiones al eliminar las opciones que se nos presentan cada mañana.

Es posible que normalmente no las considere decisiones, pero cada día después de despertarse tiene que decidir qué ponerse y qué comer para el desayuno. También están las cuestiones de si debe tomar una ducha, dónde tomar su café, si debe hacer ejercicio antes del trabajo y qué prioridades debe abordar ese día.

Aunque aparentemente insignificantes, estas elecciones requieren energía. Con una rutina, antes de despertarte sabrás que preparaste tu ropa la noche anterior y desayunarás yogur con frutas. Sabrás que necesitas ducharte después de correr y tendrás una lista de tareas pendientes para el día.

Algunas personas disfrutan incorporando hábitos en su rutina para aumentar la productividad, como hacer tu cama o levantarse temprano. Otros reclaman bebiendo un vaso de agua mejora su bienestar físico, o que llevar un diario mejora su creatividad. Cualquiera de estos hábitos podría mejorar su rutina matutina.

3. Implemente rituales atribuyendo significado a sus hábitos diarios

Ya sea que se dé cuenta o no, probablemente ya tenga algunas prácticas diarias que, con algunos ajustes menores, podrían convertirse en rituales que aumentan la productividad. Al establecer algunas pautas en torno a esos hábitos y practicarlos de manera intencional, puede hacer que sea más fácil cambiar de marcha a lo largo del día.

Observando el lugares donde tiene problemas para concentrarse es un buen lugar para comenzar. Ya hemos hablado del ejemplo de convertir el café de la mañana en un ritual para empezar a trabajar. Quizás, en cambio, tenga problemas para relajarse al final del día, o quiera mejorar en un pasatiempo como tocar un instrumento o leer.

Los comportamientos cotidianos, como salir a caminar o preparar su entorno para hacerlo más cómodo, podrían servir como rituales para prepararse para estas actividades. Si ya da un paseo diario, por ejemplo, podría decidir hacerlo solo después del trabajo para ayudarlo a relajarse en casa.

Otra técnica de construcción ritual es incorporar objetos, como un bolígrafo específico para llevar un diario o zapatos especiales para caminar. Al asociar este objeto con una determinada conducta, usarlo se convierte en un ritual. Tomar su bolígrafo de diario indica que es hora de escribir, por ejemplo, y ponerse los zapatos para caminar lo pone en la mentalidad de un paseo relajante.

Conclusión

Cualesquiera que sean sus objetivos, las rutinas y los rituales diarios pueden ayudarle a optimizar su vida y mantenerlo encaminado para alcanzarlos. Al disminuir el estrés y la fatiga y ayudarlo a concentrarse en la tarea que tiene entre manos, las rutinas y los rituales pueden tener un impacto positivo significativo en su vida diaria.

En este artículo, analizamos las diferencias entre las rutinas y los rituales y por qué ambos son beneficiosos para optimizar su vida. Luego, exploramos tres consejos para incorporar rutinas y rituales a su día:

  1. Haz que los hábitos saludables formen parte de tu rutina para evitar olvidarlos.
  2. Utilice una rutina matutina para evitar la fatiga por tomar decisiones.
  3. Implemente rituales atribuyendo significado a sus hábitos diarios.

¿Tiene alguna pregunta sobre cómo optimizar su vida con rutinas y rituales diarios? ¡Pregúntales en la sección de comentarios a continuación!

Imagen en miniatura del artículo: Macrovector / shutterstock.com