Nuestra estrategia de soporte casi arruinó nuestro negocio (+ cómo lo arreglamos)